viernes, agosto 26, 2011

Vida resuelta?

No tengo mi vida resuelta.
Hace una semana cumplí 26 años, creo que mi papa pensó que a esta edad ya tendría mi vida resuelta pero para su suerte todavía estoy viviendo con él , no tengo un titulo, ni un trabajo fijo, lo único que tengo es una cuenta de ahorros con lo poco que me queda, pero lo que si tengo son unas grandes ganas de hacer las cosas bien pero como solo yo lo podría hacer, ami forma a mi tiempo, una vez alguien me dijo que yo era mediocre ese día me di cuenta que en la vida hay cosas mucho más importantes que el que dirán, tener un buen circulo social, el dinero que aunque suene como un cliché sirve de mucho pero de plano que no lo es todo, tener amigos en el facebook que de verdad prefiero a mis amigos imaginarios por lo menos ellos son más sinceros, esperar herencias, participar en eventos de belleza cuando no hay cosa más linda que la belleza interna, o desear ser alguien más, desear ser diferente o tener lo que alguien más tiene; creo que estas son los peores pensamientos que tuve y que gracias a Dios ya no existen en mi, aprendí que hay cosas más importantes en la vida y que las pocas cosas que tengo me hacen sentir la persona más suertuda del mundo.
Humildad, gratitud, amor, eso es de lo que me estoy alimentando día a día y que bien se siente regalar sonrisa, regalar abrazos y buenos deseos. En mi cumpleaños recibí la llamada de alguien bien especial que me sorprendió muchísimo porque era la primera vez que lo hacía y me dijo “ espero que no cambies esa forma tan bonita y tan dulce que tenes” que bien se siente eso, y también recibí un mensaje de quien puedo decir estoy enamora y me escribió “espero que la pase feliz al lado de su familia que es lo más importante y le deseo lo mejor” que lindo y qué razón tiene por qué esa es la mejor parte estar con la gente que realmente te quiere.
Las ganas de vivir es lo que nos tiene que mover, las ganas de conocer y hacer, ahora puedo decir que a mis 26 años con todos mis complejos fuera de mi comienzo otra etapa una muy importante que es la de definir quién soy y lo que realmente quiero.

Las lindas palabras de mi Padre